DESIERTO DE LOS RETABLOS


En el pueblo donde no te encontré dejé un cuaderno de tapas azules para que me escribas.

Hago lo mismo en todos los pueblos que aparecen en mi camino. En todos dejo un cuaderno de tapas azules para que me escribas.

Jamás he vuelto a estos pueblos. No sé que haría si te encuentro.

Michael Dudok de Wit / Incredible String Band



Breathing, all creatures are
Brighter then than brightest star
You are by far
You come right inside of me
Close as you can be
You kiss my blood
And my blood kiss me


Incredible String Band - AIR


King Crimson



DERECHO DE AUTOR
ES CENSURA AUTORITARIA:
SIN AUTOR
NO HAY AUTORITARISMO.


Earth, stream and tree encircled by sea
Waves sweep the sand from my island.
My sunsets fade.
Field and glade wait only for rain
Grain after grain love erodes my
High weathered walls which fend off the tide
Cradle the wind
to my island.

Gaunt granite climbs where gulls wheel and glide
Mournfully glide o'er my island.
My dawn bride's veil, damp and pale,
Dissolves in the sun.
Love's web is spun - cats prowl, mice run
Wreathe snatch-hand briars where owls know my eyes
Violet skies
Touch my island,
Touch me.

Beneath the wind turned wave
Infinite peace
Islands join hands
'Neathe heaven's sea.

Dark harbour quays like fingers of stone
Hungrily reach from my island.
Clutch sailor's words - pearls and gourds
Are strewn on my shore.
Equal in love, bound in circles.
Earth, stream and tree return to the sea
Waves sweep sand from my island,
from me.


DESIERTOS DEL DESIERTO




DESIERTOS DEL DESIERTO







DERECHO DE AUTOR
ES CENSURA AUTORITARIA:
SIN AUTOR
NO HAY AUTORITARISMO.

DESIERTO DE LAS TORRES SUBTERRÁNEAS




DESIERTO DE LA SANTA FEA



DESIERTO DE LA ROSA Y DEL RÍO



Miroslav Scheuba


LAS ARAÑAS Y LAS ABEJAS

Las arañas estaban cansadas de esperar un mundo mejor, para colmo de males, en sus telas sólo quedaban atrapadas moscas estúpidas. Sin darle más vueltas al asunto, estudiaron el panorama y llegaron a una conclusión: hacer negocios por Internet. Fue así como decidieron poner un aviso en la Web anunciando, con bombos y platillos, la inauguración de dos importantes agencias, una sentimental donde los seres solitarios podrían encontrar pareja; y otra, una agencia de viajes para que los enamorados a primera vista pudieran disfrutar de una maravillosa luna de miel.
La primera en caer fue una abeja reina que buscaba un zángano como la gente. Su majestad no tuvo problemas para pagar los servicios de la agencia, las arañas aceptaron de buena gana un panal con jalea real de reconocidas propiedades afrodisíacas. Colgados los anuncios en los portales, llegó el día señalado. Para demostrar que la cosa no sólo iba en serio sino que además era legal, el encuentro no sería nocturno sino matinal. Desde temprano se encontraron más de mil zánganos sobrevolando un galpón esperando que las campanas de una escuela dieran las 12, hora en que la abeja reina vestida de novia saldría volando hacia el cielo y sólo el zángano con mejor estado atlético sería el elegido para cumplir su papel de marido, siempre y cuando la alcanzara y la poseyera en pleno vuelo.
Consumado el acto que legitimaba el matrimonio, ambos regresaron al galpón de las arañas para retirar los pasajes y cupones de la estadía del viaje que ya estaba pagado, pero las sinvergüenzas habían desaparecido sin dejar rastros. La abeja reina y su flamante marido no se hicieron mayores problemas porque estaban muy felices. Cuando llegaron a la colmena, observaron entre las abejas obreras una gran preocupación: había desaparecido un panal con propóleos preparado como hormiguicida. En el apuro de cerrar el trato con las arañas, la abeja reina se había equivocado y en lugar de enviar el panal con jalea real, había enviado el otro.
Al final las arañas estafadoras tuvieron su merecido. Esa noche de juerga, no sólo quedaron duros los araños con “la jalea real” sino que las que se creían muy vivas fueron detenidas acusadas de envenenamiento. Luego, fueron procesadas y durante el juicio, halladas culpables de asesinato agravado por el vínculo. No obstante, las arañas en la cárcel no se han quedado tranquilas, siempre están tejiendo algo nuevo. Condenadas a cadena perpetua, tienen tiempo de sobra para planificar una fuga de película. Mientras tanto, con otras internas han organizado un taller literario.

Moraleja: Internet es apenas un seudónimo, su nombre verdadero es Mientenet